15 de diciembre de 2008

Zas

Que poco nos gusta meternos en política, pero este caso lo merece.


Visto en Prosopopeya Divagante, anda danzando por todo Internet hoy mismo.