16 de abril de 2011

CCleaner portable

CCleaner es uno de esos programas que todo el que utiliza Windows debería tener a mano. Entre sus muchas posibilidades, las que más utilizo son:
  • Limpiar el ordenador de archivos temporales innecesarios, ganando espacio en disco.
  • Corregir de forma automática errores en el registro de Windows.
  • Eliminar programas del inicio de Windows, consiguiendo que el equipo funcione de forma más fluída y que el arranque sea más rápido.
CCleaner se puede descargar de su página web, pero lo mejor de todo es que cuenta con una página con descargas alternativas desde nos podemos bajar varias versiones diferentes del programa, entre ellas una versión de instalación más ligera y sobre todo, una versión portable.

Descargar CCleaner

La versión portable es imprescindible para poderla llevar en una memoria USB y así poder limpiar cualquier equipo que se nos ponga por delante sin tener que descargar, instalar,etc.

Un uso rápido de CCleaner

En tres sencillos pasos podemos aligerar nuestro ordenador.

En primer lugar descomprimimos la versión portable de CCleaner y ejecutamos el programa.

a) Hacemos clic en el botón Run Cleaner de la pestaña Cleaner. Esto borrará un montón de archivos temporales que no son necesarios. Al final nos dirá cuanto espacio hemos recuperado.

b) Hacemos clic en Registry, luego en Scan for issues y por último en Fix selected issues. En la ventana que aparece indicaremos que nos haga una copia de seguridad y luego pulsaremos sobre Fix all the selected issues. Esto encontrará entradas erróneas en el registro y las corregirá.

c) Hacemos clic en Tools y luego en Startup. Esta es la parte más compleja. Cada una de las entradas que aparecen representan un programa que se está cargando al iniciarse el ordenador. Encontraremos programas de Adobe, de Google, para la impresora, para el sonido, etc. En la mayoría de los casos los podemos eliminar sin ningún riesgo, aunque una política más conservadora consiste en seleccionar las entradas que queremos eliminar y desactivarlas mediante el botón Disable. Las dejaremos así y trabajaremos unos días con el ordenador. Si observamos que todo funciona correctamente podremos eliminarlas de forma definitiva más adelante. Eso sí, obervaremos que el ordenador arranca más rápidamente y que no hay tanto programa en la esquina inferior derecha, junto al reloj.