2 de agosto de 2007

Wink

Wink es una aplicación que permite capturar vídeos del escritorio de Linux y publicarlos en formato web, generando archivos Flash que se pueden reproducir en cualquier navegador. Dispone también de una versión para Windows.

En el caso de Linex, Debian y Ubuntu se puede instalar con un simple

apt-get install wink
Veamos cómo funciona.

Planificar

Antes de comenzar la captura es muy conveniente hacer un recorrido por lo que vamos a grabar y revisar exactamente qué es lo que queremos contar. De este modo estableceremos un pequeño guión, al menos mental, de la secuencia. Lo ideal sería hacerlo en papel, anotando incluso las frases que luego acompañaran a cada parte del vídeo.

Esto nos ahorrará tiempo y, sobre todo, tener que realizar correcciones al final, que es lo más lento de la creación de estos vídeos.

Capturar

El proceso de captura se puede realizar de dos maneras, mediante la tecla Pausa almacenaremos fotogramas concretos de la región de la pantalla seleccionada. Con la combinación Mayús+Pausa tomaremos un vídeo de nuestra acción en la pantalla, consiguiendo un movimiento más preciso y capturándose de paso las ventanas al desplegarse, las barras de progreso, etc. Este provoca archivos más grandes y requiere una mayor edición, pero es el método que hay que utilizar para capturar procesos.

Para comenzar la captura pulsaremos en Archivo>Nuevo y aparecerá una ventana que nos permitirá comenzar la captura. En primer lugar debemos definir la zona de captura. Cuanto más grande más lento será el vídeo y su captura. Si hemos hecho un ensayo previo podremos tener colocadas las ventanas para que no excedan del área de captura.

En este punto he observado un pequeño error al indicar algún modo personalizado de captura, ya que no reescribe los valores del espacio de captura, por lo que debemos indicar manualmente estos valores en las casillas Región.


Al hacer clic en Siguiente aparecerá una nueva ventana que podemos minimizar para trabajar más cómodamente. Cuando finalicemos las capturas podremos retomar esta ventana en el área de notificación del panel de Gnome. Está representada por el icono de Wink. Si hacemos clic con el botón derecho sobre ese icono también podremos hacer las mismas operaciones. De uno u otro modo, para terminar el proceso de captura pulsaremos sobre el botón Finalizar.

Aunque en un primer momento capturemos el movimiento natural del cursor, en la fase siguiente será necesario limpiar todos los movimientos poco precisos que realicemos, ya que entorpecerán el desarrollo del vídeo. En realidad sólo es necesario el fotograma inicial y el final con la posición del cursor en cada uno de ellos. Wink se encargará de calcular los pasos intermedios.


Preparar la apariencia de los vídeos

Antes de comenzar el proceso de edición debemos tener claro qué tipo de botones y de cajas de texto utilizaremos. Todo es personalizable, por lo que los botones se pueden establecer en el menú Proyecto>Elegir imagen de. Incluso podemos crear unos propios.

La apariencia del cuadro de texto puede ser seleccionada mediante el botón Tipo de llamada. Es importante emplear siempre el mismo estilo. En nuestro caso hemos usado las secuencias 3D y color Yellow. En algunos casos hemos empleado cuadros con una flecha incorporada por si estamos apuntando a un lugar concreto de la pantalla y en otros casos uno sin flecha para explicar conceptos generales.

Los cuadros de texto pueden ser adaptados fácilmente mediante el botón Editar que aparece al seleccionar la opción Tipo de cuadro. Si vamos a emplear, por ejemplo, una tipografía concreta, lo ideal será indicarlo aquí, en lugar de estar cambiándolo para cada nuevo cuadro que creemos.

En nuestro proyecto de ejemplo usamos un tamaño 10 para las fuentes, así que realizamos el cambio directamente en los cuadros.

Edición de secuencias

Navegar por la captura

En la parte inferior están representados todos los fotogramas capturados. Podemos desplazarnos por ellos, copiarlos, eliminarlos, seleccionarlos, etc. Igualmente en la barra superior tenemos algunos botones para saltar entre ellos.

Pulsando la tecla Intro se ocultará la vista previa y podremos ver muchas más fotogramas.

El área de captura

Lo primero que debemos hacer es echar un vistazo rápido a todos los fotogramas desplazando la barra inferior del programa. Si esta primera visión nos desvela que algunas capturas se han salido del área de captura quizás deberíamos reconsiderarlo y comenzar de nuevo, o por el contrario, comprobar si podemos prescindir de esas capturas o si no nos importa este hecho.

Introducir pausas

Para evitar que la acción parezca acelerada, podemos realizar pequeñas pausas en determinados fotogramas, justo después de haber realizado alguna acción. Las pausas se introducen en milisegundos, por lo que para parar un segundo debemos introducir el número 1000 en la casilla de la parte derecha de la pantalla. Automáticamente aparecerá un pequeño reloj junto al fotograma.

Eliminación de fotogramas

Podemos seleccionar uno o varios fotogramas para borrarlos. Así eliminaremos las partes en las que hemos tenido un comportamiento errático con el cursor. Para eliminar un fotograma basta con seleccionarlo y hacer clic en Eliminar o pulsar la tecla Supr. Podemos seleccionar varios fotogramas mediante la tecla Control e incluso Mayúsculas si estos están consecutivos.

Es importante fijarse en hasta donde vamos a eliminar, ya que debemos evitar eliminar el primer fotograma útil de la secuencia que vamos a dejar.

La eliminación es un proceso lento si la presentación es un poco grande. Resulta útil tener a la vista el applet que nos informa del uso del procesador en gnome, ya que al eliminar éste se saturará y permanecerá así hasta que termine la operación. Este proceso requiere mucha paciencia, sobre todo en ordenadores más antiguos o en portátiles.

La eliminación nos va a permitir borrar fotogramas en los que se ha capturado una ventana a medio abrir, o un menú que se estaba desplegando, etc. Estos fotogramas no aportan nada e incrementan el tamaño del producto final.

Añadir cuadros de texto

Para insertar un cuadro de texto activaremos la casilla Caja de texto. Aparecerá un cuadro en el que podremos escribir. Para finalizar la introducción de texto pulsaremos el botón Guardar de la barra de iconos flotante.


La presentación del texto a la hora de escribirlo puede provocar algún problema. Lo mejor es escribir todo el texto intentando no tener que retroceder, ya que en algún caso pueden empezar a aparecer caracteres no deseados. En este caso se puede escribir el texto de nuevo o incluso copiarlo y pegarlo desde otro programa.

Pausas automáticas

Al insertar un cuadro de texto en un fotograma se insertará una pausa automática y se presentarán los botones de anterior y siguiente para que el usuario pueda continuar cuando haya leido el texto.

Guardar el proyecto

Dado que estamos trabajando con archivos grandes y realizando operaciones delicadas es importante guardar con cierta frecuencia, aunque debo decir que en las pruebas que he hecho con el programa en ningún momento he tenido ningún cierre inesperado.

Generar el proyecto

Al finalizar la edición podemos ver cómo queda el proyecto pulsando en el botón Generar, en la barra de menús del prorama. Este proceso suele durar poco y dará como resultado un archivo swf y un htm dentro de la carpeta en la que tengamos guardado el proyecto.


Previsualizar la película

También contamos con un botón para previsualizar la película. Haciendo clic sobre el se abrirá el navegador que tengamos indicado en las preferencias del programa. La primera vez nos pedirá que indiquemos alguno. Si estamos trabajando con Linux/Linex/Debian, probablemente bastará con introducir en la ventana de preferencias el término "firefox" en la parte inferior de la ventana, en el último cuadro. Si tenemos una versión moderna de Debian debemos introducir "iceweasel".

Limpieza de la película

Al previsualizar la película aún encontrará zonas en las que esta se mueve lentamente o que resultan pesadas. Lo adecuado en este momento es darle una nueva revisión a toda la película para intentar dar agilidad a esas zonas. De otro modo el vídeo resultará poco útil y muy aburrido.

Grandes proyectos

Es conveniente tener muy presente que cuando estamos editando un archivo grande, de, por ejemplo, 600 o 700 fotogramas, la eliminación de fotogramas se volverá terriblemente tediosa, llegando a tardar varios minutos. Si tenemos a mano el medidor de recursos de gnome, podremos ver en todo momento que el ordendador está trabajando, para evitar que se agote la paciencia. En mis pruebas algunos procesos han tardado hasta diez y quince minutos, pero nunca se ha bloqueado, al final siempre concluía.

En estos casos suele ser mejor empezar a eliminar los fotogramas que nos sobren al final. El proceso es infinitamente más rápido porque no se tiene que reescribir el archivo entero.

También conviene recordar que si la previsión es la de generar más de un vídeo hay que intentar darles una apariencia común.

Problemas al trabajar con Wink

Sólo he observado dos errores reales al trabajar con Wink. Son los siguientes:

  1. Un par de veces, intentando borrar un fotograma, accidentalmente lo desplacé de sitio, provocando que el cursor se convirtiese en el típico icono de copiar y pegar (con un signo más) y que éste no respondiese. En una de las ocasiones conseguí recuperar el control mediante combinaciones de teclas (Alt+a, Alt+g para guardar y Alt+x para salir). La segunda vez tuve que acceder a una consola y eliminar el proceso. Linux no se bloqueó.
  2. El segundo problema me sucede al crear cuadros de texto. A veces no se actualiza la vista correctamente y parece que estoy escribiendo otra cosa diferente a la que estoy escribiendo. En este caso la solución más sencilla es escribir el texto sin mirar a la pantalla. Cuando pulsemos en Guardar veremos que el texto se ha escrito correctamente.

Cierre

Eso es todo, espero que os sea de utilidad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Porque cuando exportamos el fichero swf generado por el Wink a otros soft como Flash o Director; los textos que salen en los globos se distorcionan??